Senderismo y Rutas en bici

1.- Ruta de los Templarios y Molinos de Agua

Partimos de la Iglesia Parroquial de Ntr. Señora de los Olmos, la cual cuenta en su interior con una joya del siglo XVIII, el Órgano Histórico de Torre de Juan Abad, donde todos los años se celebran festivales internacionales de música, dándose cita los mejores organistas del mundo. A la derecha nos encontramos con la calle Empedrá y muy cerca se encuentra la Plaza Pública donde está la Casa de la Tercia del siglo XV, edificio de piedra labrada con un soportal de cinco arcos donde se encuentra ubicada la biblioteca municipal.

A continuación, tomamos la calle de Nuestra Señora de la Vega, situada en la parte oeste de la plaza, hasta llegar a la Carretera de la Ermita y nos desviamos por el primer camino que sale a la derecha llamado de Torrenueva. Recorremos por este camino una distancia aproximada de unos tres kilómetros entre tierras de cereal y olivares, giramos a la izquierda en dirección al Molino del Rondín (ya mencionado en las Relaciones Topográficas de Felipe II), continuamos dirección este por un camino de tierra y nos encontramos con la ermita de Nuestra Señora de la Vega, santuario que, según la inscripción que se encuentra en la base de su bóveda, fue construido por los Templarios en el siglo XII. A continuación, bajando por la Vega de Santa María, salpicada de pequeños huertos y abundantes frutales, tomamos a la altura de la Piedra Rodá un camino a la derecha que nos conduce hacia un antiguo molino, llamado de Frías, hoy casi en ruinas.

Continuamos por el camino de las Moreas hasta alcanzar la carretera de Torre de Juan Abad a Castellar de Santiago para cruzarla y continuar siguiendo el curso del Arroyo de la Vega, dirección hacia el Torreón de la Higuera; su aspecto hace pesar en una construcción cristiana del siglo XIII. Al pasar el Torreón, y a unos doscientos metros, giramos a la izquierda para encontrarnos con un tramo de la Ruta del Quijote donde nos encontramos con un antiguo molino denominado de los Álamos Blancos, ya en ruinas, y siguiendo la ruta, a unos tres kilómetros, llegamos de regreso a Torre de Juan Abad.

  • Recorrido aproximado: 10 km.
  • Dificultad: Baja
  • Modo:: Caminando, bicicleta, corriendo…


 

 

2.- Ruta por los Campos de Quevedo

Saliendo desde la Iglesia de Nuestra Señora de los Olmos, y en dirección este, nos encontramos con la calle de San Antón, cruzamos la carretera de Villamanrique a Villanueva de los Infantes y al final de la calle, junto al Colegio Público, giramos a la derecha para encontrarnos con una antigua fábrica de aceites llamada Santa Bárbara y cogemos un tramo de la Ruta del Quijote, de unos siete kilómetros, que discurre por el Camino Viejo de Almedina.

Esta ruta era utilizada por Don Francisco de Quevedo para visitar a su amigo Don Bartolomé Jiménez Patón, gran humanista, gramático y retórico, natural de Almedina, pueblo natal éste del pintor Fernando Yánez de Almedina, discípulo de Leonardo da Vinci; de Yánez de Almedina se dice que fue el introductor de la pintura Renacentista en España. Sin desviarnos de la ruta llegamos al Camino Real, lo cogemos a la izquierda en un tramo aproximado de un kilómetro (también coincide con un tramo de la Ruta del Quijote que sale desde el Cortijo de Guedea en la Carretera de Torre de Juan Abad a Almedina) y girando a la izquierda, ya en dirección a Torre de Juan Abad, nos encontramos el Camino de las Cabañas, también denominado Carril Carretero o de las Viñas Viejas; el tramo es de unos ocho kilómetros y discurre principalmente entre olivos centenarios y tierras de cereal donde se pueden contemplar los tonos ocres y rojizos tan característicos del Campo de Montiel.

  • Recorrido aproximado: 16 km.
  • Dificultad: Baja-Media
  • Modo:: Caminando, bicicleta, corriendo…


 

 

3.- Ruta de El Pilar y Dehesa Boyal

Es la más corta de la tres, siendo su recorrido de unos cuatro kilómetros. Partimos de la Iglesia de Nuestra Señora de los Olmos y a la izquierda se encuentra la calle de San Antón, cruzamos la carretera de Villamanrique a Vva. de los Infantes y a la derecha, a unos cincuenta metros, sale la carretera de Almedina. Una vez estamos en la citada carretera y a unos cien metros del cruce, a la derecha aparece el camino asfaltado en un tramo aproximado de un kilómetro denominado del Pilar, a través del cual vamos a comenzar la ruta, donde nos encontramos con el Parque del Pilar, lugar para la relajación y esparcimiento, dotado de una nave con arcos y una fuente de agua. Ascendemos una pequeña cuesta y estamos en la Dehesa Boyal, finca de titularidad municipal muy rica en caza menor, donde pueden contemplarse abundantes bandos de perdiz roja (nos encontramos, quizás, en la mejor zona de perdiz roja del mundo), también otras especies como conejos, liebres, y estamos dentro de la zona donde habita el águila imperial ibérica, especie en peligro de extinción, y que con un poco de suerte podremos ver surcar los cielos algún ejemplar.

Después de haber recorrido unos dos kilómetros desde el Parque del Pilar, tomamos un camino a la derecha de unos doscientos metros para hacer el sentido inverso hacia Torre de Juan Abad. Existe, a unos pocos metros del Pilar, un alto denominado El Castillejo, restos de una fortaleza o torre de vigilancia en estas tierras fronterizas donde se libraron importantes batallas entre moros y cristianos. Habremos recorrido unos cuatro kilómetros, nos encontraremos con pocas dificultades y habremos disfrutado de una ruta corta pero intensa por el contacto con la naturaleza en su máxima expresión.

  • Recorrido aproximado: 4 km.
  • Dificultad: Media
  • Modo:: Caminando, bicicleta, corriendo…


 

 

4.- Ruta hacia el Castillo de Montizón

Saliendo por la Carretera que va a Castellar de Santiago, desviándonos por el primer camino a la izquierda, a un kilómetro aproximadamente, se encuentra el tramo de la Ruta de Don Quijote que va desde Torre de Juan Abad al Castillo de Montizón, fortaleza medieval bien conservada con fuertes y gruesas murallas, enclavada en un paraje natural muy interesante, junto al río Guadalén.

Jorge Manrique, autor de las Coplas por la Muerte de su Padre, fue comendador y vivió varios años en este castillo; aunque es un edificio privado, se pueden concertar visitas para visitarlo. La distancia que nos separa de este monumento es de unos siete kilómetros por camino de tierra.

  • Recorrido aproximado: 7 km.
  • Dificultad: Baja-Media
  • Modo:: Caminando, bicicleta, corriendo…