La Iglesia y el Retablo

ele

edicada a Ntra. Sra. de los Olmos, en referencia a la abundancia de estos árboles durante la antigüedad alrededor de la población. En principio fue una pequeña capilla de planta rectangular que ya existía en 1243. Creada por la Orden de Santiago, se puede apreciar su impronta en la cruz-espada característica de los caballeros santiaguistas en los frontones del templo. La traza actual data del siglo XV, su mayor parte es de los siglos XVI y XVII, con predominio de estructuras renacentistas. Sufrió varias reformas hasta el s. XVIII. Conserva las campanas originales: Ntra. Sra. de los Olmos (orientada al Sur), María de la Vega (Oeste), Ave María Gratia Plena (Norte) y Sara -anteriormente en 1595, Jesús- (Este). En el exterior presenta dos pórticos de entrada. El principal, orientado al mediodía, es una portada renacentista de dos cuerpos. El material de sus columnas es de roca arenisca en jaspeado precioso que aparenta ser de mármol. La otra puerta más sobria, orientada al norte, posee un sencillo arco conopial. El interior, de una sola nave con crucero abovedado y planta de cruz latina de brazos cortos, es de gran valor artístico por sus retablos y órgano.

El retablo mayor de estilo manierista, en clara transición del Renacimiento hacia el Barroco, es una notable obra de arte, realizado en madera tallada y policromada, está formado por tres cuerpos y tres calles, con alternancia de frontones curvos y triangulares. Resaltan doce esculturas en talla entera de los Apóstoles. En su parte superior, a manera de sobrecubierta hay un primoroso artesonado de madera tallada y decorada. La ejecución del mismo fue encargada el 11 de abril de 1581 al escultor o maestro entallador Francisco Cano, familiar de Alonso Cano (el padre de éste, Miguel Cano retablista y ensamblador, nació en Almodóvar del Campo) y miembro de una notable generación de artistas manchegos. Declarado Bien de Interés Cultural en enero de 2005, ha sido incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español.

Los frescos de las columnas del presbiterio representan a mujeres bíblicas (Ruth, Esther, Judit…) y en las pechinas del crucero se encuentran pintados los cuatro evangelistas.

Completan el conjunto dos retablillos neoclásicos, dos retablos pequeños renacentistas procedentes de las muchas ermitas que en el medievo poblaban el dilatadísimo término y en el crucero dos retablos medianos barrocos, de los pocos que se conservan en la provincia.

La sacristía está adosada al muro de la iglesia. Es de piedra de sillería. Sobre la línea de impostas, descansan dos bellas ventanas cuadradas flanqueadas por pilares de capiteles dóricos. En su interior se encuentra una cajonería de madera tallada, con herrajes en las cerraduras de sumo interés, elaborada en el siglo XVIII por Cristóbal García Hidalgo, maestro tallista vecino de esta villa.

Como dato anecdótico reseñar que el 16 de febrero de 1575, Santa Teresa de Jesús, en trayecto hacia su fundación carmelita de Beas de Segura, celebró la Eucaristía en esta iglesia.

La Iglesia y su magnífico Retablo

El Organo HIstorico de Torre de Juan Abad
La Iglesia y el Retablo

Desde el Coro podemos contemplar la belleza del Órgano Histórico de Torre de Juan Abad y su monumental retablo al fondo.

La Escalera de la Iglesia
La Iglesia y el Retablo

Una vieja y serena escalera de piedra, nos conduce hacia el Coro, donde se encuentra el mundialmente conocido Órgano Histórico de Torre de Juan Abad.

El Retablo de la Iglesia
La Iglesia y el Retablo

En su parte superior del excepcional Retablo, a manera de sobrecubierta hay un primoroso artesonado de madera tallada y decorada.

La iglesia de Torre de Juan Abad
La Iglesia y el Retablo

Como dato anecdótico reseñar que el 16 de febrero de 1575, Santa Teresa de Jesús, en trayecto hacia su fundación carmelita de Beas de Segura, celebró la Eucaristía en esta iglesia.

El retablo de Torre de Juan Abad
La Iglesia y el Retablo

El retablo mayor de estilo manierista, en clara transición del Renacimiento hacia el Barroco, es una notable obra de arte, realizado en madera tallada y policromada, está formado por tres cuerpos y tres calles

La Iglesia de Torre Juan Abad
La Iglesia y el Retablo

Dedicada a Ntra. Sra. de los Olmos, en referencia a la abundancia de estos árboles durante la antigüedad alrededor de la población.