Humor Gráfico

ele

a Fundación Francisco de Quevedo, con las ideas muy claras en cuanto a su misión de alentar y mantener viva la figura del satírico, mantiene visible, entre otras razones, la llama del humor quevedesco con toda su potencia expresiva en esta realidad actual a menudo heladora. Ejemplo extremo de esta potencialidad son las obras firmadas por una serie de humoristas gráficos y dibujantes de cómics de Europa y América que, adheridos a la iniciativa de la Fundación de crear una muestra estable nacional dedicada al humor en Quevedo, han donado de forma desinteresada sus dibujos para ser expuestos en Torre de Juan Abad, en la casa señorial de los Frías de propiedad municipal.

Presume la Fundación Francisco de Quevedo de tener a su lado a los grandes profesionales del humor de nuestra época: Forges, Gallego y Rey, Fer, Alfredo, Kim, Madrigal, Sir Cámara, Idígoras y Pachi, José Luis Cabañas, Edu, Julio Cebrián, Dodot, Ulises… Y naturalmente, a Quevedo, el inmenso maestro de la ironía y la sátira, uno de los mayores humoristas de todas las épocas.

Conocida es la tesis que sostiene que tanta agudeza desplegada por los humoristas y los dibujantes españoles tiene su fuente de inspiración en el Prado y en Quevedo. La gran pintura y la mejor literatura clásica siempre ha despertado y guiado el talento de los ilustradores de todos los tiempos.

Manifiesta el escritor Antonio Gómez Rufo en la introducción del catálogo de la exposición cuidadosamente editado por la Excma. Diputación Provincial: “… Unos textos de escritores y poetas de buen hacer e ingenio (Juan Goytisolo, Andrés Neuman, Fernando Savater, Lía Schwartz, Baltasar Magro, Luis Alberto de Cuenca, María Dueñas, Luis Landero, Raúl Guerra, Alfredo Villaverde…) adornan los dibujos, completándolo todo. En total, son casi dos centenares de intelectuales que se han puesto al servicio del humor en días que cuesta tanto sonreír. Y a mayor gloria de Quevedo, además, un genio de nuestras Letras de quien todos, en una u otra medida, hemos recibido influencia histórica y cultural… Si no fuera por el humor (sea negro, blanco o de cualquier color) caminaríamos por un piélago intransitable, un pantano infecto. Pero pasear por las obras de ‘Quevedo y el Humor’ es, por contrapunto, un recreo. Y un aprendizaje. Al fin y al cabo, es un modo novedoso de salvarnos a través de la sabiduría y el humor. Transitemos. Y tomémonos las cosas con sentido del humor porque tal vez entonces nos encontremos con el secreto mejor guardado de la felicidad”.

Centro Internacional de Humor Gráfico

Centro Internacional de Humor Gráfico
Centro Internacional de Humor Gráfico

Sin lugar a dudas, este Centro del Humor, se ha convertido en uno de los principales activos turísticos de Torre de Juan Abad y el Campo de Montiel

Centro Internacional de Humor Gráfico
Centro Internacional de Humor Gráfico

La casa donde se encuentra en Centro Internacional de Humor Gráfico, tiene un bello y luminoso patio. Fue hace varias décadas una importante casa señorial de Torre de Juan Abad

Centro Internacional de Humor Gráfico
Centro Internacional de Humor Gráfico

Conocida es la tesis que sostiene que tanta agudeza desplegada por los humoristas y los dibujantes españoles tiene su fuente de inspiración en el Prado y en Quevedo.

Centro Internacional de Humor Gráfico
Centro Internacional de Humor Gráfico

Podremos disfrutar de las obras de dibujantes como Forges, Gallego y Rey, Fer, Alfredo, Kim, Madrigal, Sir Cámara, Idígoras y Pachi, José Luis Cabañas, Edu, Julio Cebrián, Dodot, Ulises…

Centro Internacional de Humor Gráfico
Centro Internacional de Humor Gráfico

La muestra de humor se puede visitar en la Casa de Don Fernando, próxima a la Plaza. Las obras, más de 200, se exponen repartidas entre las dos plantas de la vivienda.

Centro Internacional de Humor Gráfico
Centro Internacional de Humor Gráfico

La Fundación Francisco de Quevedo, mediante esta exposición permanente, mantiene viva la figura del satírico y la llama del humor quevedesco con toda su potencia expresiva